¿Qué hacer?

 

 

 

 

Cuando ni respetamos las normas, ni los derechos de los demás, ni utilizamos la empatía ni nos comunicamos con asertividad  es cuando surge el conflicto.

 

Las conductas conflictivas más frecuentes que impiden una buena convivencia en un centro están calificadas en el Título III (artículos 29 a 40) del Decreto de derechos y deberes de los alumnos  que se refiere a la disciplina escolar con la calificación de los tipos de conductas. Las más habituales son: ir contra las normas de convivencia, daños en las instalaciones del centro, la disrupción en clase, las peleas y el acoso. Para cada conducta hay un tipo de corrección o sanción  que se aplica de acuerdo con unos protocolos.

www.convivenciaenred.org

Convivencia en las aulas