8b.  Normas básicas de convivencia

Normas básicas de convivencia

 

 

La pertenencia a un grupo, animal o humano, hace que cada individuo tenga que cumplir unas normas necesarias para que ese grupo funcione. En las sociedades humanas el cumplimiento de esas normas es más fácil si los individuos tienen lo que se llama habilidades sociales.

 

Estas habilidades son un conjunto de comportamientos eficaces que hacen más fáciles las relaciones entre las personas y la reivindicación de los propios derechos sin negar los derechos de los demás. El poseer estas capacidades evita la ansiedad en situaciones nuevas o difíciles y facilitan la comunicación emocional y la resolución de problemas.

 

Estos comportamientos son aprendidos (mediante la observación, la imitación, el ensayo y la información) por lo que se pueden adquirir y mejorar.

 

                      

 

 

 

 

 

 

Normas básicas  en  internet o  netiquetas

 

 

La convivencia siempre supone comunicación, bien directamente o a través de las nuevas tecnologías. Si somos educados cuando estamos frente a las personas, también hemos de serlo cuando utilizamos el móvil o el ordenador. Las pautas de comportamiento correcto en el uso de Internet se llaman netiqueta.

 

No existe una única netiqueta, lo importante es el concepto que define la palabra: "normas de etiqueta en Internet". Es importante destacar que las normas de netiqueta han sido impulsadas por los propios usuarios de Internet para aportar mayor seguridad y humanidad a las comunicaciones, y para combatir problemas de la red como el fraude, el spam o los rumores. 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Los modales son una forma de mostrar respeto a los demás. 

Si no los tienes, no esperes ser respetado”

 

www.convivenciaenred.org

Convivencia en las aulas